Este era un perro

Tres o cuatro vueltas ciegas

para echarse como atávico perro

pendiente de amenazas

el sueño que nada traspupilado

que esquiva y archiva en garabatos noctámbulos

lengua de saliva purulenta

toda de fuera

lame rancio polvo

de sabrosas croquetas viejas

extraña el pollo

al abrir

las papi

las

al soltar las pesa

das

cortinas

de los párpa

dos

bodegas


Óscar Muciño

https://thesolipsta.wordpress.com/about/

Anuncios

Acerca de TheSolipsta

El hombre solitario como la campanada de la una
Esta entrada fue publicada en The Solipsta. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s