Isolda

Isolda

cuántos kilómetros cuántos sexos
separan la época glacial
el misterio entre tú y yo

solamente vino el deshielo de sí mismos
corriendo en todas direcciones
los osos se libertaron
eran flores

entierra mi actitud como una nube detrás de la montaña
a todos tus muertos
si tú suspiras si tú supieras
cuando a través de todas en vano eres

venía buscado aquí
sigo ya no oigo
ya cobarde retina
ya huracán
ya viene
en la batalla sudor de sangre
que te pinta asolando místico

no creas en los excepcionales
en el sueño caído
en otros menos palpables
en el suplicio
se vacía un buque luchando
contra el mar el peso cual es
cual debiera ser en donde está
y en donde debiera estar

quisiera ahogarme aún varias veces
en mi nombre
oreja antes que tu lecho
acompañado de crímenes
revuelta final del vapor
acribillado en tu verdad
aquella otra me cubre

Anuncios

Acerca de TheSolipsta

El hombre solitario como la campanada de la una
Esta entrada fue publicada en The Solipsta. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s